viernes, 26 de agosto de 2011

Dejaste que el dolor te curtiera la piel...

Hacía mucho que no escribía y hacía mucho también que ni siquiera lo intentaba. Capaz porque anduve ocupada con otras cosas, aunque en realidad no creo que sea una excusa válida. Hoy, estoy otra vez sentada acá porque nuevamente me siento mal y lo peor de todo es que ya no me sale ni llorar. Últimamente me lo pasaba haciendo, quizás ya no tengo más nada para "largar".
Es difícil explicar todo lo que siento en unos simples párrafos, esta vez no es una sola cosa, es un conjunto de muchísimas y sin contar todos los cambios que acontecieron mi vida en estos últimos meses. Uno de esos cambios fue que me enamoré, igual creo que quedó bastante en evidencia debido a algunas entradas anteriores, pero me enamoré de en serio, creo que por primera vez. Es increíble las ganas que tengo de estar todo el tiempo con él, de abrazarlo a cada momento, de ser simplemente yo la que lo haga feliz. Me hace demasiado bien el hecho de que nos llevemos bien, de admirar su forma de ser pero al mismo tiempo toda esta situación me hace muy mal porque de a ratos, más bien casi todas las horas que conforman el día, entiendo, me replanteo y vuelvo a entender que no es mío y que no sé si alguna vez va a serlo. Y a esta altura capaz ni importe eso, te juro que me conformo con escuchar su voz, con escucharlo reír (ni te imaginás lo que me encanta verte reír), con que me diga hola y con que de vez en cuando me de esos hermosos abrazos que sólo el sabe dar.
Últimamente, es normal en mí que en algún momento del día siente ganas de llorar, aunque sean mínimas, pero no creo que él sea la única razón (quizás gran parte pero no la totalidad). Creo que lo que más duele de todo es sentir que vuelvo a pensar y a sentir lo mismo que hace un par de años, y si vuelvo a lo mismo debe ser porque nunca lo superé de verdad, porque muchas veces preferí tapar todo con una sonrisa, creyéndome inclusive el hecho de que estaba bien cuando, en realidad, por dentro estaba hecha pedazos y ni yo me daba cuenta. 

lunes, 20 de junio de 2011

No hay nada ni nadie que me llene tanto como sos capaz de llenarme vos. Creo que eso es el amor ¿no?

jueves, 16 de junio de 2011

Quizás muera odiándote y entendiéndote a la vez, que de tanto que pude haber hecho por vos, entregues mi alma, al mejor postor

Probablemente muera odiándote porque parece que te cuesta muchísimo darte cuenta que cuando escucho hablar de lo feliz que sos con ella, aunque no lo demuestre, me estoy muriendo por dentro. Y capaz es verdad, capaz necesito que aparezca otra persona en mi vida para olvidarme de vos. O capaz lo que es verdad es que estoy enamorada por primera vez, creo, y daría miles de cosas por vos y porque seas feliz. Pero entonces si quiero que seas feliz ¿No se supone que si con ella sos feliz tendría que dejarte ir? ¿Dejarte ir? Pero por favor, si nunca fuiste más que un amigo, o por lo menos yo no fui nunca para vos más que una amiga. ¿Y entonces qué?¿Quiero realmente tu felicidad o quiero solamente la mía? Los seres humanos, aunque a algunos les cueste admitirlo, siempre somos un poco egoístas ¿Y está mal eso? No sé. Lo único que sé es que si quiero tu felicidad pero que sería mucho mejor si yo formara parte de ella.

martes, 14 de junio de 2011

No hay motivo en absoluto para ser pesimistas. De hecho yo veo el mayor peligro precisamente en el pesimismo, esto es, en la continua pretensión de decirle a los jóvenes que están viviendo en un mundo malo. Esto es lo que yo considero el mayor peligro de nuestro tiempo; mayor incluso que la bomba atómica

viernes, 8 de abril de 2011

Y de repente, lo que antes parecía imposible ahora se acerca cada vez más a una gran posibilidad. 

lunes, 28 de marzo de 2011

Estoy tan cansada y acostumbrada a no esperar nada de vos (O mejor dicho CON vos)

Y cada vez se pierden más las esperanzas aunque digan que es lo último que se pierde.

jueves, 24 de marzo de 2011

SOY UNA LOCA QUE SE DIO CUENTA QUE EL TIEMPO ES MUY POCO!

martes, 8 de marzo de 2011

De un sueño profundo despertaste hoy, la última lágrima por tu cara rodó.

Es horrible caer en la realidad y darte cuenta que lo más probable de todo es que lo que sentís no sea más que una ilusión. Pero lo peor de todo es que pasan un par de días y volvés a caer en ese mismo sueño de manera completamente PROFUNDA E INCONSCIENTE, como si nunca pudieras dejar de lado ese mínimo de esperanza que te da vueltas y vueltas en la cabeza. 

viernes, 4 de marzo de 2011

 Pocas cosas lo hacían salir de su mundo, bueno, en realidad casi ninguna. Al principio creían que era normal pero con el tiempo llegaron a comprender que era un notable síntoma de una anormalidad mental. La palabra anormalidad se refería a algo extraño, fuera de serie, es decir que su caso presentaba todas las características de una anormalidad. Con mental nos inclinábamos hacia el cerebro y hacia una de sus funciones que no estaba precisamente del todo desarrollada: el lenguaje.
 Él quería cruzar ese puente entre lo ficticio y lo real pero existía algo realmente poderoso que lo incitaba a soñar, a ser diferente, a formar parte de su único, especial y raro mundo donde claramente no existía más que su presencia. Muchas cosas le resultaban confusas, como el hecho de que todas las personas a su alrededor pudieran liberarse utilizando para lograrlo una sustancia salada que expulsaban por sus ojos ¿Por qué el no podía?¿Por qué su mente y su ser estaban sólo compuestos por sensaciones y no por sentimientos?
 No conocía tal palabra, no la entendía porque nunca había tenido la dicha de experimentar nada parecido.

lunes, 31 de enero de 2011

Mi corazón escupe su verdad

Tantas veces había soñado con ese encuentro y me imaginaba aferrándome a tus brazos después de que por primera vez me habías dicho que me amabas cuando realmente lo sentías, y juntos, volvíamos a caer en lo mismo, en esa desquiciada necesidad de sentirnos acompañados, seguros o como te parezca llamarlo. Quizás recién hoy o quizás hace algún tiempo atrás mi imaginación dio un giro inesperado de 360º y ésta vez mi mente proyectaba el mismo encuentro pero de una manera completamente diferente.
Por empezar, eras vos el que me rogaba volver a verme, eras vos el débil y solitario, no yo o por lo menos yo no lo era en su totalidad. Nos encontrábamos en el mismo lugar de siempre pero esta vez la que llegaba tarde como si prácticamente no le importara era yo. Los roles se habían cambiado definitivamente hasta que de repente, al verte ahí sentado esperando que yo llegara, vi algo en tu mirada que me hizo creer en vos, un signo de sinceridad probablemente.
Me sentía rara, esta vez mi necesidad era distinta. Mis brazos no pedían a gritos enroscarme de tu cuello sino que era mi corazón el que desesperadamente me suplicaba que empezara a escupir su verdad. Así comencé, y mágicamente no podía detenerme. Te contaba que en un momento de mi vida —o mejor dicho "en nuestro momento"—, mi felicidad dependía de un completo desconocido. Vos me mirabas fijo y no emitías ni una palabra como si no quisieras darte cuenta que claramente estaba hablando de vos. Y de pronto, entendí, que ese pequeño discurso parecía ya no tener sentido porque cada momento que se posaba en mi mente me hacía darme cuenta que nunca me tomaste en serio ¿Y si nunca lo hiciste, por qué ibas a empezar a hacerlo ahora?

sábado, 29 de enero de 2011

Estoy disimulando. Como el fuego sobre la superficie del mar, como el viento caliente en el desierto, ¡Me quema!¡Me quema! SABER QUE NO VAS A VOLVER.

martes, 25 de enero de 2011

Loca, no sé si loca linda pero loca al fin.

Probablemente estoy demasiado loca, y soy algo insegura. Sin contar que tengo una bipolaridad asombrosa y que me río prácticamente de todo (A veces mejor reírse para no llorar ¿no?) En fin, soy una de las personas más imperfectas que conozco pero aunque cueste creerlo y aunque a veces me cueste admitirlo, estoy orgullosa de ser quien soy.

viernes, 21 de enero de 2011

Emociones mezcladas.

Me paso el tiempo aconsejando a los demás sobre dejar atrás los miedos y todas esas cosas pero no me ocupo de mi misma ¿A qué le tengo miedo yo?¿Por qué tantas veces me cuesta tanto ser yo misma con ciertas personas?¿Qué tengo miedo de que piensen que soy una estúpida o qué? Me parece que me la paso subestimandome todo el tiempo pero como hago para que mi cabeza entienda eso. En realidad si lo entiende pero sin embargo el miedo no desaparece, el miedo es más fuerte que todo en este momento pero no sé si es más fuerte que las ganas que tengo de abrazarte.
No se qué me pasa, siento que te extraño y también siento que siempre soy yo la que arruina todo, que siempre soy yo la que decepciona a la gente porque ésta se crea muchas expectativas y porque yo nunca demuestro quien soy de una. Sé que me va a costar cambiar pero lo tengo que intentar, es el miedo o yo, y en esta pelea no tengo ganas de que triunfe el miedo. 

jueves, 20 de enero de 2011

Vine hasta aquí para poder abrazarte
y sentí que ya tus brazos se niegan a ir hacia los míos lento.
Hoy vine hasta aquí
dejando atrás el aroma a ciudad,
que la amargura que intento cambiar
no sea mi alimento.

Voy a mentir
cuando les diga que ya superé,
que nunca hubo dolor en mi piel,
que nada tuyo existe, nene, no.

martes, 18 de enero de 2011

En el juego del destino hay algo para mi.

Siempre me caractericé por no demostrar mis sentimientos, especialmente los de dolor y tristeza porque sentía y, creo que una parte de mi sigue sintiendo, que haciendo como que nada pasó todo es más fácil de superar. Pero todos sabemos que no sirve de nada mentirse a uno mismo, y ocultar lo que siento es mentirme a mi misma o capaz más que mentirme es no decirme la verdad en su totalidad.
En fin, siempre vuelvo a lo mismo, capaz no lo puedo evitar eso de pensar en gente que probablemente no vale la pena o que probablemente no están hechos para mi. No hay nada que pueda hacer, el destino en alguna parte tiene algo para mi y lo único que me queda es esperar.

lunes, 17 de enero de 2011

Todas las tardes era la misma rutina: observar como silenciosamente no quería mezclarse con el mundo, como tranquilamente se quedaba sentado observando el paisaje que lo rodeaba como esperando que pasara algo interesante o que apareciera alguien que desde su punto de vista fuera realmente interesante. Pero, reitero, era siempre lo mismo, él sentado mirando la tarde caer mientras nada sorprendente ocurría en su vida.
Y yo, por mi parte, me dedicaba a imaginar cual era su destino y que hacía ahí, siempre solo, siempre con su mirada hacia ningún lugar o, quizás, esa mirada si apuntaba a algún lugar que posiblemente para otros significara nada pero que para él fuera prácticamente un todo.
Era difícil descifrarlo pero había algo, un sexto sentido tal vez, que me hacía creer que algo lo había traído hasta aquí, quizás en búsqueda de un amor que le era imposible olvidar o quizás simplemente para olvidar a aquel bendito amor.

martes, 11 de enero de 2011

Love of my life.



No tengo el miedo de hablar claro, y decir cosas que quiero hacer, o hacer las cosas que quiero hacer... pienso que ser natural, y ser genuino es triunfar.
Freddy Mercury.

lunes, 10 de enero de 2011

Pappo no murió.

Montado al Harley cruzó al más allá,
Por esa ruta que apenas se divisa.
Y en su guitarra que no para de sonar
Vibra su alma que siempre estará viva.

Cerveza fresca para su sed
Por esa ciénaga de macadam,
Quién eres tú, forastero?
Bienvenido al mundo nuevo!

Reciban los dioses a nuestro rey de la guitarra
Y concédanle una autopista de fuego,
Que SU ESPÍRITU NO PARA DE CANTAR
Y a lo alto viajo por su sueño.

Quién espera el tren de las 16?
Quién se divierte andando en Cadillac?
Sucio y desprolijo, el brujo y el tiempo
En sus ruedas de metal.