domingo, 31 de octubre de 2010

Siempre tuve ese rollo, esa obsesión: escribir. Escribir cualquier cosa que me venía en mente, las cosas que me estaban pasando. O simplemente frases exterminadoras: “me cansé de este colegio”, “tal cosa me tiene harta”, “amo tal otra”, bla, bla. El papel es prudente. El papel no te es infiel, no te caga, te deja ser.

Abzurdah

Merienda en la Fonte D'oro



viernes, 29 de octubre de 2010

Ustedes rechazan al que ama diferente
y se ponen limites hasta en lo que sienten
Ustedes apoyan siempre a la mayoría,
si muchos comen mierda como tontos los imitan.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Muchísimo tiempo sin subir nada pero hoy no sé, me inspiré.

Es todo tan contradictorio. La eterna lucha entre tu cerebro y tu corazón te confunde cada vez más. Por un lado, tu corazón te pide a gritos verlo, abrazarlo, besarlo, sentir su piel sobre la tuya. Sos como una maldita droga que me envicia cada vez más sin temerle a las consecuencias. Y por otro lado, está tu cabeza, tu cerebro que te dice, te implora y te pide a gritos desesperados que ni siquiera te lo cruzes y que si tenés la mala suerte de cruzartelo, lo ignores. ¿Y quién gana esta batalla?¿La cabeza o el corazón? No lo sé, no sé para donde correr, no entiendo cómo puede ser que después de todo lo que pasó todavía sigas ocupando un pequeño (no tan pequeño) lugar en mi corazón. ¿Cómo puede ser que una parte de mi te ame y la otra te odie? No entiendo, nada es claro, lo único que entiendo es que me siento sola, que estoy sola y que probablemente no te busco por amor sino que lo hago para que una vez más me hagas sentir mejor. Pero te lo repito, sos como una droga, mientras dura tu efecto todo es maravilloso, y cuando el efecto se va, vuelve a ser todo una mierda y vos volvés a ser el mismo hijo de puta que siempre fuiste, el mismo hijo de puta del que alguna vez me enamoré.